Saturday, February 16, 2013

World Press Photo: El poder de un libro

Este viernes se anunciaron a los ganadores del World Press Photo Contest 2013. Aquí pueden ver a todas las fotografías ganadoras en las diversas categorías. Hay, como siempre, numerosas fotografías extraordinarias. Sin embargo, de todas las imágenes premiadas, mi favorita es ésta, tomada en un basurero en Nairobi, Kenya:
[Nota: pueden ampliar la imagen haciendo clic sobre ella]

Creo que esta imagen revela el enorme poder de los libros (no diría que de la lectura, porque no sabemos si la persona sabe leer), incluso en los momentos y condiciones más difíciles. Esto es precisamente lo que describe el propio fotógrafo y la persona retratada:  
Pausing in the rain, a woman working as a trash picker at the 30-acre dump, which literally spills into households of one million people living in nearby slums, wishes she had more time to look at the books she comes across. She even likes the industrial parts catalogs. “It gives me something else to do in the day besides picking [trash],” she said.
La imagen es, en algún sentido, reminiscente de esta otra foto tomada en Londres en 1940 después de un bombardeo alemán:

[Nota: pueden ampliar la imagen haciendo clic sobre ella]
  Fuente: Asisbiz.com
(Recomendada por Carolina Ruesga)

2 comments:

tiketera said...

Imágenes con mucha fuerza. Una gran relación fotográfica que muestra el poder de los libros, que no se ha perdido a lo largo de las décadas.

Anonymous said...

Eso es lo bello de un libro, esas palabras que acompañadas con la imaginación, nos permiten obtener más de lo que el autor de ese texto nos incita a pensar, las líneas pueden atraparnos y dejar de estar, por un momento, en donde estamos . Que mejor expresado con la imagen creada por estas fotografías y es que la belleza de estas, no la definen los colores claros o fuertes, ni los objetos que la conforman, pues la belleza es relativa, y es atribuida por el observador casual, y a todo esto, no solo es una imagen, fue y es una realidad, y aunque lo mejor no es la pobreza ni la recolección de basura, lo mejor si lo es cuando ese libro fue leído.